Viaje a la historia. ¿Dónde ir y qué ver en Sviyazhsk?

5 junio 2018
La isla-ciudad Sviyazhsk, rodeada por el principal río ruso, el Volga, siempre ha sido un objeto de una gran atención entre historiadores y viajeros. Las iglesias y monasterios que sobrevivieron han sido testigos de eventos de hace 500 años, y las plazas principales de la ciudad han sido un verdadero museo de la vida cotidiana medieval. Proponemos ir a Sviyazhsk y le contamos qué hacer en la isla donde vive la historia

Autor — Lola Malova

75,000
personas

construyeron la fortaleza Sviyazhsk

La ciudad-fortaleza de los tiempos de Iván el Terrible

Sviyazhsk se encuentra donde los ríos Sviyaga y Shchuka, fusionándose, desembocan en el gran y poderoso Volga. En una pequeña isla a 58 kilómetros de Kazán, no hay multitudes de gente (aquí solo viven 250 personas) ni tráfico de automóviles. Alrededor solo la belleza silenciosa de los espacios de Tartaristán, ocasionalmente interrumpida por el canto de los pájaros, el ruido del viento y el chapoteo de las olas que llegan a las costas. Esta bonita y original ciudad es una fuente de historia. Sviyazhsk, construida por Iván el Terrible como fortaleza para una ofensiva contra Kazán, sobrevivió a varios hipóstasis: fue también una tranquila ciudad monástica, saqueada y llevada a ruinas. En 1956, Sviyazhsk fue reconocida como monumento de la historia y cultura rusa. Hoy, los templos y los edificios de madera de la isla-ciudad se restauran cuidadosamente, por eso la mayoría de los edificios se ven igual que hace siglos.



El tranquilo y aislado Sviyazhsk, cobra vida durante las fiestas y festivales. Aquí, a menudo se organizan festivales populares a la usanza de la Edad Media y tradicionales fiestas rusas de té, laboratorios teatrales y festivales de música, y los artesanos y folcloristas en ropas rusas antiguas a cada momento recorren la ciudad.

¿Cómo llegar?

Los turistas y viajeros a menudo vienen a Sviyazhsk, así que no es difícil llegar aquí de Kazán. Desde el puerto fluvial de Kazán hay transporte fluvial hasta la isla-ciudad. El viaje dura aproximadamente dos horas, y el billete se puede comprar en la taquilla del puerto. Una forma de llegar un poco más complicada y que requiere mucho más tiempo es en tren eléctrico. Los trenes parten de la estación central y llegan a la estación "Sviyazhsk", desde allí a la isla-ciudad, quedan unos 14 kilómetros más. Un viaje en taxi desde Kazán puede costar aproximadamente 750 rublos de ida y será la forma más rápida de llegar a la isla: es solo una hora de viaje en coche desde Kazán a Sviyazhsk.

¿Dónde alojarse?

Si su viaje a Sviyazhsk no es solo por un par de horas, piense en un lugar para pasar la noche. En el hotel "Sviyaga" hay 10 habitaciones con TV vía satélite, nevera y comodidades en la planta. Pueden hospedarse aquí por 1000–1500 rublos por día. Hospedarse en la "Casa del comerciante Kámenev" costará 3000–4000 rublos por noche. En las habitaciones hay baño propio, TV y nevera, en el patio hay un aparcamiento. La opción más democrática es el mini-hotel "La Casa del peregrino" con habitaciones de muchas plazas. El número total de plazas es 54. Una cama en la sala económica cuesta 300 rublos, en la zona de invitados para 10 plazas cuesta 1000 rublos. El mini-hotel tiene internet y baño, y tiene también una cafetería. Tras hospedarse en la "Posada" en la calle Uspénskaya, se encontrará en el centro de todos los eventos de la isla-ciudad. Aquí una habitación cuesta 3000–4000 rublos.

¿Qué ver y por dónde pasear?

Un paseo por Sviyazhsk comienza con la compra del billete (510 rublos para adultos y 330 rublos para estudiantes, jubilados y escolares). El billete da derecho a visitar las exposiciones permanentes y exposiciones de los museos de Sviyazhsk. Al superar los 120 escalones de la escalera que lleva a la isla, se encontrará solo con una vista espectacular al río Sviyaga y a los alrededores cercanos. Y luego vaya a dar un paseo por la isla-ciudad.

La primera parada, muy probablemente, será el complejo de color blanco como la nieve del monasterio de la Asunción de la Virgen, incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Detrás de las pesadas puertas de madera se encuentran los edificios del Cuerpo de Archimandrite, la escuela monástica la Iglesia de San Germán, la Iglesia de San Nicolás y la Catedral de la Asunción. Casi todos están cerrados a las visitas, y algunos de ellos, por ejemplo, la Iglesia de la Asunción, está siendo reconstruida. De todos modos, el complejo del monasterio es un monumento histórico y arquitectónico, que con certeza querrá llevarse en fotos.
Frente al complejo se encuentra la "Caballeriza", donde se puede montar a caballo o viajar en carruaje, se venden souvenirs hechos a mano y donde trabajan los talleres de artesanos locales. Allí también está el restaurante "Traktir", decorado al estilo antiguo ruso con dibujos Khokhlomá. El menú incluye platos de las cocinas rusa, europea y tártara. Pero le aconsejamos que preste atención a la famosa "Sopa de pescado al estilo Sviyazhsk", preparada con pescado capturado cerca de la isla.
El Museo de Historia de Sviyazhsk almacena raros hallazgos arqueológicos tales como fragmentos de lápidas sepulcrales y utensilios domésticos de los habitantes de la isla, maquetas de diseños e interiores reconstruidos de las habitaciones de funcionarios locales y clérigos. Los visitantes podrán sentarse en un escritorio del siglo XIX, verán la figura de cera de Iván el Terrible, así como documentos originales, libros e iconos de los siglos XIX–XX. El edificio del museo en 1920–30 años albergaba un orfanato, de 1941 a 1948, la prisión de la Comisaria de Asuntos Interiores (NKVD), y en 1949–2009, una escuela internado.
En toda la isla no solo hay catedrales, sino también sus ruinas. Muchos de sus antiguos templos, como la Catedral de la Natividad, la Iglesia de la Anunciación, la Iglesia de Santa Sofía y la Iglesia de San Nicolás, fueron destruidos en el siglo pasado. Durante la recons-trucción de Sviyazhsk, deliberadamente se decidió no comenzar a restaurar las ruinas, pa-ra que los viajeros sintieran la historia de la isla lo más cerca posible.
Cerca del museo existe otro santuario ortodoxo: el complejo del monasterio de San Juan el Bautista con su famosa catedral de color rojo "La alegría de todos los afligidos". El templo de 32 metros de altura, recuerda una torre de varios pisos, en su interior hay una sala pintada. Para ver la magnificencia del techo abovedado, se debe levantar la cabeza. Las paredes, desde el piso hasta el techo, también están decoradas con pinturas con los rostros de santos. El interior de la catedral no ha cambiado durante 100 años, y la acústica sigue siendo magnífica. Ahora en la catedral se celebran oficios religiosos y se guardan reliquias, íconos y objetos santos. Junto a la catedral se encuentran la Iglesia de la Trinidad, que se ha convertido en un modelo de la arquitectura de madera medieval, la iglesia de San Sergio de piedra y los aposentos de los santos padres.
Si desea una atmósfera medieval, dirígase a "Lenivy Torzhok" al lado de la Plaza de la Navidad. Allí funciona un complejo de reconstrucciones históricas, donde caballeros con armadura luchan con espadas. Junto con ellos se puede aprender a tirar con arco, luchar con espadas de goma espuma o lanzar una jabalina medieval. En los talleres de artesanía, los alfareros de Svyazhsk, los curtidores y los herreros le mostrarán sus mercancías e incluso le dejarán a usted hacer las suyas. Justo detrás de la entrada podrá ver mostradores con imanes, adornos, artículos de madera hechos a mano, platos y delicias tradicionales tártaras: carne de caballo y chak-chak. Aquí en la hoguera se cocinan los panqueques, bollos, carne y se sirve la famosa hidromiel de Svyazhsk.

¿Dónde almorzar?

En el café "Buyán" en la Plaza de la Navidad preparan platos caseros simples, desde solyanka hasta panqueques con requesón. Le recomendamos probar la sopa de pescado al estilo Sviyazhsk y los crepes con leche condensada. Un plato combinado aquí le puede costar alrededor de 350 rublos. En la iglesia de San Sergio, en el territorio del monasterio de San Juan el Bautista, funciona el "Comedor monástico" con un interior ascético, largas mesas y bancos de madera. Aquí no se sirven los platos de carne, pero sí se preparan platos rusos a base de pescado. El cheque promedio es de 300 rublos. El interior de la "Venta de pescadores" en el terraplén de Sviyaga está estilizado como la casa de un pescador, y desde la terraza de verano se aprecia una hermosa vista panorámica del río. En el restaurante se preparan platos rusos tradicionales según las recetas de un libro de cocina de 1902. El costo promedio de un almuerzo es de 350 rublos.

Hoy Sviyazhsk atrae a viajeros de todo el mundo, es un templo testigo de eventos con una historia de cinco siglos. Contrariamente al riesgo de caer en el olvido, que alguna vez existió, la isla vive y se desarrolla. Aquí se construyen casas nuevas, se celebran festivales, se abren cafeterías y tiendas de souvenirs, y los residentes locales conservan la atmósfera única de la isla-ciudad, que se ha convertido en una verdadera máquina del tiempo.

Rutas

Destacadas entre los turistas

Consulte el precio de los billetes hasta Kazán